Momento presente
Aceptación
Harmonía

¿Qué es la RESFO?

La RESFO es, de alguna manera, un medio que nos evita enfermar, al permitirnos aceptar la realidad de aquello que somos.

El objetivo de la RESFO es permitir al Ser Humano aceptar su realidad y aprender a vivir la realidad de todos sus momentos presentes, dentro del respeto de su entorno. Si cada uno está en harmonía consigo mismo y con su entorno, actuará con el 100% de sus posibilidades naturales, manteniendo la serenidad, sin estrés y sin caer enfermo. Y los únicos acontecimientos que le podrán afectar serán, entonces, resueltos rápidamente por la acción de los medios que tiene la Medicina Universitaria.

Preguntas freqüentes

¿Para quien es adecuada la RESFO?

Para cualquier persona que sufriendo un malestar, síntoma o enfermedad esté dispuesta a recobrar su salud sabiendo escuchar aquello que sus células le piden y no aquello que su mente o sus emociones quieren. Recobrar la Salud depende de nosotros mismos. La RESFO te ayuda a ponerte en situación de hacer tu propio trabajo. La salud no se toma desde el exterior sino que se construye en uno mismo.

¿En qué situaciones es aconsejable?

Cuando el estado anímico está alterado, el cuerpo tiene malestar y alrededor de nosotros los acontecimientos se tuercen y nos son desfavorables, en estos casos podemos deducir que estamos en un estado de desconexión y desarmonía. En esta situación la RESFO nos es de gran ayuda para volver a ponernos en armonía con nuestra realidad presente. Si los síntomas y enfermedades ya han aparecido, la RESFO nos permite restablecer los parámetros celulares internos de Salud.

¿Cómo es una sesión de RESFO?

El paciente se estira cómodamente en una camilla (unos 20 minutos aprox.). El practicante de RESFO coloca suavemente su dedo pulgar sobre la piel del paciente, normalmente en la zona alta de la espalda, para percibir la resonancia vibratoria en la yema de su dedo pulgar. Con la otra mano pasa unos filtros de gelatina de color por encima del cuerpo y de la cabeza de la persona estirada, filtros que provocan una modificación del campo vibratorio del paciente que a su vez estimula una respuesta celular.

¿Cuántas sesiones necesitaré?

Normalmente se suele pautar una sesión por mes, con un primer periodo inicial de cinco o seis sesiones. Después de este período inicial las sesiones se van espaciando en el tiempo según el criterio ya del propio paciente. No olvidemos que nosotros somos los responsables de nuestra existencia y va a depender mucho de la toma de conciencia que uno haga de su propia realidad al avanzar hacia un estado de salud estable. En el caso del tratamiento a la adicción al tabaco nuestra tasa de éxito, después de una sola sesión, es del orden del 80% para todo fumador que no ha utilizado otras técnicas anti-tabaco o tratamientos homeopáticos.

¿Qué beneficios obtendré de las sesiones de RESFO?

De manera inmediata y como respuesta común a la mayoría de personas, un estado de relajación y centramiento al que no estamos habituados. En los días posteriores a la sesión, también como respuesta común de los pacientes, uno se siente más liberado, con más recursos de respuesta frente a uno mismo y a los acontecimientos. En general hay una toma de conciencia de la realidad, como de ver las cosas con más claridad para actuar más espontáneamente. Los síntomas físicos, psíquicos o relacionales, así como los emocionales, afectivos y racionales que motivaron la visita tienden a remitir paulatinamente.

¿Los resultados son instantáneos?

Depende. Hay gente que nota cambios inmediatamente, al levantarse de la camilla. Otros, pasados unos días y otros al cabo de unas cuantas sesiones. Se necesita un mínimo de 2 o 3 sesiones para poder hacer una valoración. A veces los primeros cambios no vienen tanto por aquello que estábamos buscando con la RESFO, sino con otros aspectos más sutiles: más tranquilidad, menos preocupaciones, dormir mejor, más facilidad para relacionarse,… Y a menudo es más percetible por nuestro entorno que por nosotros mismos. Referente a las personas que vienen por la adicción al tabaco, la mayoría se levantan sin ganas de fumar y con una sensación distinta al paladar.

¿Influye en el efecto de la sesión que yo lo crea o no?

No. Tratamos también a niños pequeños y ellos vienen a visitarse sin ninguna idea preconcebida. La RESFO actúa a nivel de una reestructuración interna (celular) que notamos a nivel externo (desaparición de los síntomas). Lo único necesario es saberse escuchar, respetarse y aceptar el cambio. Hay gente que, en el fondo, no quieren cambiar. En estos casos, la acción de la RESFO puede desembocar en nada.

Testimonios

Sandra Cardoso

"En la noche después de mi primera sesión por fin dormí una noche completa, aunque los efectos no duraron hasta la siguiente sesión. Tuve 3 sesiones de Resfo y con cada sesión fui notando que poco a poco tenía menos ansiedad y dormía cada vez mejor y los efectos eran más estables. En la última sesión que tuve me preguntó cómo me sentía y sin pensarlo mi respuesta con una sonrisa fue "Bastante bien, hasta traigo las uñas largas porque no me las he mordido". Hoy en día siento un gran equilibrio y balance en mi vida. Duermo y descanso. Creo que la mejoría que tuve con Resfo no la había sentido con ningún otro tratamiento. Lo recomiendo mucho."

Lizbeth Carrasco

"Esta terapia me ayudó principalmente en centrarme en mi vida, que es mía y de nadie más, con las responsabilidades y los retos que implica, quitándome el peso de las acciones de los demás. Mi perspectiva ahora es diferente, comprendí que por preocuparme y martirizarme por las situaciones no solucionaré los problemas, sino enfrentándolos con la cabeza fría y teniendo muy claro cuál es mi función. Lo más valioso que obtuve es que he impregnado mi vida de amor, no visto como aspecto romántico, sino lo que significa amor, que es vivir "sin caos", sin caos en mi vida profesional, personal y de pareja, llegando a vivir en un agradable estado de armonía, comprendiendo que cuando el alma está lista, las cosas que nos rodean también lo están. "

Manel Lozano

"Quise probar el tratamiento para dejar el tabaco, siempre había intentado dejarlo pero nunca me había sentido con la fuerza para hacerlo y los tratamientos que había probado no me habían dado resultado. Comenzamos la sesión y he de decir que ha sido mejor de lo que esperaba, los primeros días tuve poca ansiedad por fumar, estuve tres días un poco inquieto, sentía “como si llevara un paquete de tabaco en la nuca” pero poco a poco fue desapareciendo. Agradezco a la RESFO, por la alternativa ya que seguramente sino hubiera probado el tratamiento seguiría fumando, hoy ya llevo cuatro meses siendo ex fumador, el dejar el tabaco ha dado un cambio importante en mi vida, me encuentro muy bien y sin duda recomiendo utilizar la RESFO a todos los que quieran dejar de fumar de forma efectiva."